Historia

¿Cómo y por qué surge una Marcha Zombie en Alcalá de Henares la noche de Halloween?

Durante la última década la fiesta de Halloween toma gran protagonismo en nuestra ciudad. Salir con un disfraz con temática de horror la noche del 31 de octubre se convirtió en costumbre, casi sin quererlo. En el año 2011 nos dimos cuenta del aumento de personas disfrazadas en Halloween y decidimos lanzar como una actividad complementaria a las clases del Taller de Práctica Teatral: el cuerpo dilatado, la iniciativa de una Marcha Zombie. A pesar de no ser una idea original, la elección del día sí fue algo novedoso. Hasta esa fecha no existían marchas zombies, ni survival que se realizasen la noche del 31 de octubre en ningún otro punto de nuestra geografía.

Alcalá de Henares, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, es un ejemplo de ciudad universitaria donde conviven gran cantidad de estudiantes de intercambio de Europa, América y Asia durante el curso académico. Es, además de cualquier título que pueda ostentar, una ciudad donde la integración y la multiculturalidad están presentes a diario en sus calles y plazas. La Marcha Zombie de Alcalá de Henares intenta unir las enseñanzas de las artes escénicas con la integración y la interacción cultural.

El Taller de Práctica Teatral: el cuerpo dilatado (2010-2014) fue una iniciativa de Tufts-Skidmore Spain y el Departamento de Psicopedagogía de la Universidad de Alcalá, para hacer teatro de una forma novedosa en la universidad. Estaba compuesto por estudiantes internacionales y estudiantes españoles. La Marcha Zombie surgió como una acción pedagógica intentando construir un puente entre dos señaladas tradiciones: Halloween, 31 de octubre, y el 1º de noviembre, día de Todos los Santos. La intención de la misma fue la de fomentar el encuentro y la interculturalidad entre los estudiantes extranjeros inmersos en la experiencia de vivir nuestra cultura y los estudiantes de la UAH.

En el año 2014, el Taller Musical y Escénico de la Tuna de la Universidad de Alcalá, toma el relevo de la convocatoria y la creación de la Marcha Zombie, hasta fecha de hoy. Pero no está solo. Han secundado esta iniciativa desde su creación más de 50 colectivos, empresas, comercios y asociaciones de la ciudad.

La Marcha Zombie de Alcalá ha crecido y se ha consolidado de forma definitiva como una actividad de referencia.

Cada año son más las personas que participan en la misma y que se desplazan hasta Alcalá para verla. Debido a esto, los organizadores nos empeñamos en la búsqueda de apoyos y recursos para que este crecimiento no se detenga. Por ello consideramos imprescindible la implicación efectiva y material de instituciones y empresas. Es necesario el máximo apoyo institucional y el patrocinio de entidades privadas, con el ánimo de consolidar una actividad cultural de gran éxito en la ciudad de Alcalá de Henares.